¿Sabes cuál es realmente la mejor protección contra el desempleo y aún así vivir una vida ZEN, que fluya…?

El 80% de los desempleados de larga duración de España, no tienen estudios terciarios, es decir, no han terminado una Formación Profesional de Grado Superior, Diplomatura, Licenciatura, Grado, Máster o Doctorado.

Un desempleado de larga duración es aquel que no ha trabajado ni un día desde hace más de un año, habiendo querido hacerlo.

img-20160524-wa0021.jpg

Es cierto que que extraño el logo del PSOE en la gráfica,
pero el diagrama es del partido y no veo justo quitarlo, ¿no?

El dato del 80% sale de sumar el porcentaje de desempleados con estudios secundarios (64%) y el de aquello que tienen sólo los primarios (16%).

De este modo, queda claro que al menos en España, el desempleo no es generalizado, sino que está íntimamente unido a no tener estudios, sino a depender básicamente de sus aptitudes físicas para conseguir un sueldo.

Por trabajos físicos, nos referimos a normalmente a aquellos que requieren una cualificación mínimas, quedando por tanto exentos los artesanos y similares.

Con esto no quiere decir que aquellos que tienen estudios terciarios trabajen en lo que les guste, pero sí que logran estar más tiempo empleados (en lo que sea) que los que no.

Si bien es cierto que el TAO, el  ZEN y el Budismo persiguen estilos de vida sencillos, y en este blog animamos a seguirlos, tampoco podemos obviar la realidad evidente de que o nos esforzamos constantemente hacia una especialización en nuestros puestos de trabajo o podemos tener serios problemas para conseguir el dinero que necesitamos para cubrir nuestras necesidades.

Algunos consejos para hacer coexistir una existencia que fluya con un mundo que reclama cada vez más capacitación, podrían ser los siguientes…

[wp-svg-icons icon=”glass” wrap=”h1″] Sigue al ZEN en cuanto a contentar tus deseos de cosas materiales. Estas apenas satisfacen unos momentos y cuesta mucho dinero conseguirlas. Menos necesidades = menos tiempo a invertir para logras cosas que no necesitas.

Es más, la ausencia de ambición, la falta de ansiedad, pueden llevarte al camino (TAO) de modo que tu actitud sea tan positiva y constructiva que seas muy apreciado en tu organización.

A largo plazo, puede parecer que las personas más competitivas llegan más alto, pero el tiempo pone a todo el mundo en su lugar, y si no… igual esa no era la mejor organización para tí [wp-svg-icons icon=”wink” wrap=”i”].

[wp-svg-icons icon=”star-2″ wrap=”h1″] Se consciente de que en tu vida no hay ninguna meta a la que llegar. No tienes que llegar a ninguna cima en la que luego puedas descansar. Esto es más bien un viaje constante que debe ser tranquilo… empápate continuamente de los avances en tu profesión, y nunca dejes de aprender.

Aprender no tiene por qué significar gastar dinero y tiempo en interminables Masters. Internet está llena de blogs y vídeos con una información fantástica que pueden ayudarte a ser un experto en casi cualquier área.

Recuerda que a la hora de la verdad, muchas empresas valoran más los conocimientos que los títulos. Obviamente mostrar los primeros sin los segundos en un currículum puede ser complicado, pero tal y como enseño en mis cursos, no es imposible.

[wp-svg-icons icon=”spinner-1″ wrap=”h1″] Intenta ser experto/a en más de una cosa. Si estás más o menos al día en varias profesiones te será más fácil encontrar un empleo en la profesión “B” si pierdes o se acaba de pronto la “A”.

Cuanto más cercanas estén las profesiones “A”, “B”, “N”… más fácil te será estar más al día en las dos, pero también habrá más peligro de que ambas puedan verse afectadas por las mismas “crisis”.

Recuerda el consejo 1, que habla de desear/poseer menos. Ya que cuanto más ligero de equipaje viajes (hipotecas, préstamos…) más fácil te será reinventarte cambiando de profesión y/o de residencia.

Cuanto más consigas que te gusten estas profesiones, más fácil te resultará estar al día en ellas.